domingo, 23 de junio de 2019

UN JUZGADO DE BILBAO RECONOCE EL ORIGEN PROFESIONAL DE LA MUERTE DE UN TRABAJADOR POR EXPOSICION AL AMIANTO



Un Juzgado de Bilbao reconoce el origen profesional de la muerte de un trabajador por exposición al amianto

El Juzgado de lo Social número 4 de Bilbao ha reconocido el origen profesional de la muerte de un trabajador por mesotelioma pleural, tras estar expuesto al amianto en Industrias Reunidas de Elorrio y Fundiciones San Eloy.

El Juzgado, de esta forma, ha dado lugar a la demanda de la viuda del trabajador, fallecido en febrero de 2017, con  57 años, debido a un mesotelioma metastático, patología directamente derivada de la exposición al amianto y otros tóxicos en ambas empresas. En la primera de ellas trabajó durante 315 días a partir de 1985 y, en la segunda, 7.068 días a partir de 1994, según ha informado Asviamie, Asociación vasca de víctimas del amianto.

Fue en septiembre de 2016 cuando el Hospital de Galdakao diagnosticó a M.G.B. un adenocarcinoma pulmonar, con engrosamiento pleural, placas calcificadas e insuficiencia respiratoria. Mas tarde, tras un nuevo ingreso hospitalario, se modificó el diagnostico, por tratarse de un mesotelioma metastásico, enfermedad que deriva casi exclusivamente de la inhalación de fibras de amianto y recogida en el cuadro de enfermedades profesionales.

No obstante, el Instituto de la Seguridad Social de Bizkaia rechazó, en dos ocasiones, que la pensión de viudedad fuera derivada de enfermedad profesional. Según señala Osalan, «se tiene conocimiento de trabajadores que trabajaron en fundiciones con patologías relacionadas con la exposición al amianto y, dada la presencia de signos clínicos pleurales (engrosamiento y placas), hace aumentar la probabilidad de que se haya dado esa exposición al amianto».

El patólogo apunta, en su informe pericial, que el amianto «ha estado presente en la casi totalidad de los hornos de fundición como aislante térmico» y los trabajadores de fundiciones «constituyen un conocido grupo profesional de riesgo, según consta en las matrices de exposición laboral». Por ello, descarta expresamente que el «tabaquismo sea un factor de riesgo del mesotelioma».

En el proceso, un trabajador de Industrias Reunidas de Elorrio, que trabajó con el fallecido, afirmó que «éste echaba el caldo en la fundición, que estaba en la línea de fusión, llenaba la cuchara y la tapaba con amianto para que mantuvieran el calor». Además, subrayó que el amianto, en rollos grandes, lo cortaban con tijeras o un cuchillo.

Otro trabajador también aseguró que el uso del amianto era habitual, algo que negaron otros testigos presentados por Fundiciones San Eloy, la sentencia estima la demanda de la viuda, y declara que M.G.B. falleció a consecuencia de una enfermedad profesional.

Asviamie ha mostrado su satisfacción por esta una nueva resolución judicial, «que desbarata los escandalosos» intentos de ocultar el origen profesional de la epidemia de cáncer y enfermedades respiratorias en los trabajadores expuestos al amianto. «Las autoridades laborales y sanitarias no pueden continuar cerrando los ojos ante el crecimiento de la epidemia de cáncer, convertida en Euskadi en la principal causa de muerte», concluye.

Fuente: Prensa, Agencias
Kaosenlared

miércoles, 12 de junio de 2019

METRO SE NIEGA INDEMNIZAR SIN JUICIO A LA FAMILIA DE UN TRABAJADOR FALLECIDO POR AMIANTO



Metro se niega a indemnizar sin juicio a la familia de un trabajador fallecido por amianto
La familia de Antonio Morán, el segundo empleado de Metro de Madrid fallecido por manipular el amianto de sus instalaciones, tendrá que esperar al juicio para recibir una indemnización. La empresa pública ha rechazado pactar una cantidad sin necesidad de acudir a los tribunales en el acto de conciliación celebrado este martes. El pasado mes de abril, Metro ya fue condenado a pagar 370.000 euros a los familiares de otro trabajador (Julián Martín) fallecido por el mismo motivo. El presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán, manifestó entonces que no recurriría la sentencia y que aplicaría "el mismo criterio" en los siguientes casos reconocidos de asbestosis, la enfermedad que causa la exposición al amianto. El suburbano conocía la existencia de este material desde hace más de dos décadas.
La demanda de este martes ha sido presentada por el sindicato CC OO en nombre del hijo de Antonio Morán, que falleció por manipulación del amianto en el suburbano el 24 de mayo de 2018. "El caso de nuestro compañero Antonio Morán es más mucho más claro que el primer juicio que se celebró de nuestro compañero Julián Martín, debido al mesotelioma diagnosticado, dado que ese tipo de cáncer solo lo produce la manipulación y exposición al amianto", explica Juan Carlos de la Cruz, representante del sindicato en el comité de empresa.
En su opinión, la Asesoría Jurídica de Metro no podrá alegar en este caso que el fallecimiento por cáncer de pulmón podría ser debido a que era fumador y no a la exposición al amianto, como sí ocurrió en el caso de Martín. Por eso, no entiende que no se haya llegado a una conciliación. "La representación que ha llevado la empresa al acto de conciliación ha dicho que no estaba de acuerdo con la indemnización que estábamos pidiendo y que harán las alegaciones oportunas", ha señalado el portavoz sindical.
El sindicato recuerda que el presidente en funciones, Pedro Rollán, manifestó que el Gobierno regional no presentaría ningún recurso a la primera sentencia condenatoria e indemnizaría de manera inmediata a la familia, porque lo que se pretendía al acudir a juicio era tener fijado un criterio ante casos similares. Además, señaló que se aplicaría "el mismo criterio" en casos similares para evitar el calvario judicial a las familias. Sin embargo, la familia de Antonio Morán tendrá que esperar a un juicio. Metro de Madrid ha declinado comentar esta información.
El tema del amianto no es nuevo. Centenares de empleados de Metro estuvieron expuestos durante décadas al material sin que la empresa pública les informara al respecto o les aportara mecanismos de protección, según concluyó la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre el tema. Además de los dos trabajadores fallecidos, otros tres empleados tienen la enfermedad reconocida. En abril falleció otro trabajador, de 64 años, que también había estado expuesto al tóxico material. Todavía no tenía la enfermedad reconocida, pero trabajó directamente con sus dos compañeros fallecidos a causa del material. En mayo, los sindicatos organizaron varias jornadas de paros en protesta por la falta de seguridad en sus puestos y la respuesta insuficiente de Metro.

lunes, 3 de junio de 2019

MILES DE NIÑOS MURCIANOS BAJO EL AMIANTO



Miles de niños murcianos bajo el amianto

La Consejería da prioridad a los centros educativos por su antigüedad, deterioro o la salinidad que presenten.
La exposición prolongada al amianto (material aislante utilizado en la construcción hasta hace algo más de una década) puede conllevar importantes problemas de salud a largo plazo. Y, pese a estar prohibido, miles de escolares murcianos siguen acudiendo a diario a colegios e institutos cuyos edificios lo contienen. Así está recogido en el Portal de la Transparencia de la Comunidad Autónoma, donde se señalan los 134 centros educativos de 35 municipios murcianos que aún contienen amianto en sus instalaciones.
Lista completa de colegios con amianto:
Abarán:
·         IES Villa de Abarán
Águilas:
·         CEIP Ramón y Cajal
·         CEIP Ntra. Sra. de los Dolores
·         CEIP San Juan de las Águilas
·         CEIP Joaquín Tendero
·         IES Alfonso Escámez
Los Alcázares:
·         CEIP Bienvenido Conejero
Aledo:
·         CEIP San Cristóbal
Alhama de Murcia:
·         IES Valle de Leiva
·         CEIP Príncipe de España
·         CEIP Ntra. Sra. del Rosario.
·         CEIP Ginés de S. Cristóbal
Beniel:
·         CEIP Antonio Monzón
Bullas:
·         IES Los Canto:s
Campos del Río:
·         CEIP San Juan Bautista
Caravaca:
·         CEIP Virgen de la Candelaria
·         CRA Sierra de Mojantes
·         CEIP El Salvador
·         IES Ginés Pérez Chirinos
Cartagena:

viernes, 31 de mayo de 2019

LA RETIRADA DEL TECHO DE AMIANTO DE LOS CINES DE URGELL PREOCUPA AL VECINDARIO


La retirada del techo de amianto de los cines Urgell preocupa al vecindario del Eixample

El próximo lunes comienza la retirada de los primeros 300 metros de la cubierta de uralita de 2.200 metros del antiguo cine Urgell, el que fuera durante muchos años el más grande de Barcelona, con 1.832 butacas, que abrió en 1963 y cerró en 2013.

 Sería una buena noticia para el más de millar de vecinos que conviven a centímetros de sus casas con este techo en una isla interior del Eixample si no fuera por el material que conforma la cubierta, amianto, el mismo que mantiene en lucha desde hace meses a la plantilla del metro de Barcelona por los efectos adversos para la salud derivados de estar expuesto al mismo. Además, el estado de degradación del techo preocupa aún más a los residentes, que han sido requeridos a no abrir las ventanas, a no asomarse y a no tender la ropa allí mientras duren los trabajos.

 El espacio que ocupó la sala de proyección se habilitará, en su subsuelo, para acoger un supermercado Bonpreu. La isla interior que comprende las calles Comte d'Urgell, Floridablanca, Comte Borrell y Sepúlveda se ganará como un nuevo patio interior del distrito de unos mil metros cuadrados con 517 metros de jardín, pues la empresa propietaria ha cedido este espacio al aire libre al Ajuntament. Desde el lunes 3 de junio, y durante 20 días, se irá retirando la uralita a un ritmo previsto de 300 metros diarios. Las medidas que tomará la propiedad para aislar lo máximo posible el material tóxico y no provocar desprendimiento de fibras de amianto es el que marca la ley.

Pero, para los vecinos afectados, no son suficientes. Y por ello han hecho llegar al distrito del Eixample una lista de actuaciones de seguridad complementarias que exigen que se contemplen: mediciones sobre la liberación de fibras no solo antes y después de la retirada del techo sino diarias; que estas pruebas se realicen con aparatos electrónicos que permitan localizar a nivel microscópico las fibras más cortas, responsables de alojarse en el sistema respiratorio de una persona y derivar en afectaciones pleurales o cáncer a largo plazo y, por último, que se encapsulen las zonas en las que se tendrá que agujerear para colocar el andamio que permita trabajar en el desmontaje de la cubierta. «Creemos que no pedimos demasiado», indica a este diario Lena Martí, una de las vecinas de la manzana, quien indica que, como ella, pueden haber entre 1.000 y 1.500 vecinos «preocupados» y directamente perjudicados.

Este mes de mayo ha habido dos sesiones informativas con vecinos, representantes de Bonpreu y técnicos especialistas en desamiantado, los días 22 y 29. La entidad Fem Sant Antoni hizo presión al distrito para conseguir un supervisor del proceso de retirada. Fue escogido Lluís Mallart, un higienista industrial especialista en amianto que ha aportado «tranquilidad» al vecindario. De todas maneras, Martí indica que les inquieta que los trabajos interiores «no cuenten con ningún supervisor y que Mallart no tenga competencias para ello». Esto se debe a que la normativa vigente de Treball sobre amianto obliga a las promotoras y constructoras a seguir protocolos para proteger a sus trabajadores pero no contempla el entorno, por lo que no dice nada sobre cómo preservar a los vecinos del fibrocemento.

Antes de retirarse, las placas se tratarán con látex líquido para fijar las fibras de amianto y que estas no suban a las viviendas. Luego se empaquetarán y se enviarán a una planta de residuos. Dudas en materia de seguridad En la comisión de seguimiento de estas obras participan, además de la empresa Bonpreu, los vecinos y representantes del distrito del Eixample junto al técnico especialista en amianto que han designado los residentes (Lluís Mallart). «Lo que pretendemos es ir por encima de la norma actual en materia de trabajos con asbesto implicado en techos y que el protocolo acordado se convierta en una norma de la Generalitat», afirman desde Fem Sant Antoni.




domingo, 5 de mayo de 2019

AFECTADOS DE SILICOSIS: CON NOSOTROS FALLARON TODOS LOS SERVICIOS DE PREVENCION



Afectados de silicosis: “Con nosotros fallaron todos los servicios de prevención”

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la Asociación Nacional de Afectados y Enfermos de Silicosis (Anaes) puso en marcha una mesa informativa en la plaza de Las Bodegas en la que han estado presentes diversos integrantes de la entidad, con su presidente, Ismael Aragón, al frente.

No es casualidad que esta mesa haya sido puesta en marcha por Anaes, puesto que es una entidad que nace en 2012 con la intención de asesorar, apoyar y combatir los numerosos casos de desamparo en los que se encuentran los trabajadores a nivel de salud, social, económico, etc., ya que, en los últimos años, el número de personas diagnosticadas con silicosis ha ido aumentando rápidamente y de manera muy preocupante en trabajadores relacionados con la fabricación de encimeras de cocina y marmolerías.

   De esta manera, desde la entidad se insiste en medidas eficaces de prevención en el trabajo para no sufrir esta enfermedad que cuenta en la actualidad con más de 80 socios de la asociación diagnosticados de esa enfermendad. Dicha mesa contó con el respaldo del alcalde, José María Román, la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier, y la delegada municipal de Salud, Mª Ángeles Martínez Rico.

Durante la visita, el alcalde de la ciudad ha destacado que, “cuando se trata de personas afectadas por no saber que estaban manipulando un material muy delicado y que ha generado en tantas enfermedades en más de 100 personas en Chiclana. Son muchos los que no la quieren reconocer por quedarse fuera del mercado laboral tan jóvenes”, añadiendo que “es por ello que se lucha para que sea reconocido como enfermedad laboral para que puedan tener las prestaciones sociales que corresponden”.

La asociación asegura que a día de hoy se siguen cometiendo los mismos errores

 Además, Ismael Aragón ha agradecido la implicación del Ayuntamiento de Chiclana en todas las iniciativas que desde la entidad se ponen en marcha. “Desde Anaes queremos hacer visible que con nosotros fallaron todos los servicios de prevención, trabajamos en un lugar en el que no nos dijeron qué trabajábamos y esto debe cambiar. Para ello, debemos hacer más hincapié en la prevención para que esto no vuelva a pasar, ya que dos personas han fallecido ya y algunos compañeros están hospitalizados. Se están haciendo estudios desde los especialistas de neumología, pero la prevención es fundamental para que esto no vuelva a pasar, porque se siguen cometiendo los mismos errores”, ha explicado.

Cabe reseñar que el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se celebra anualmente el 28 de abril, promueve la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales en todo el mundo. Es una campaña de sensibilización destinada a centrar la atención internacional sobre la magnitud del problema y sobre cómo la creación y la promoción de una cultura de la seguridad y la salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.



viernes, 19 de abril de 2019

LOS PELIGROS Y CARACTERISTICAS DEL AMIANTO



Los peligros y características del amianto

El amianto, prohibido en España desde 2002, sigue presente en restos de construcciones, aislantes o piezas mecánicas. Existe muchísimo desconocimiento sobre este material que nos rodea en nuestro día a día. Estas son sus características y los principales peligros asociados.

 El amianto, o asbesto, es el nombre que reciben un grupo de minerales metamórficos fibrosos compuestos por silicatos (de magnesio, cobre o hierro). Su características principal es la presencia de fibras largas y perdurables, lo que lo convierte en un material suficientemente flexible como para poder ser trabajado con comodidad y lo bastante resistente para soportar altas temperaturas.

Estas cualidades convirtieron al amianto en un material estrella en el campo de la construcción, la fabricación de tuberías, tubos de extracción de humo y depósitos de agua, entre otros usos, durante la segunda mitad del siglo XX. Pero no era oro todo lo que relucía. Tras los análisis científicos pertinentes, en 1977 la OMS lo catalogó como producto cancerígeno, dentro de la categoría del 'grupo 1', el correspondiente a los procesos industriales y productos químicos sobre los que se ha demostrado su naturaleza cancerígena.

En 1979 el Parlamento Europeo también lo consideró una sustancia cancerígena, y dictaminó que debía prohibirse en todos los países de la entonces Comunidad Económica Europea de manera paulatina. En España – donde la fabricación de amianto para usos industriales la desarrolló la empresa Uralita, marca con la que en ocasiones se denomina comúnmente este material– dejó de ser utilizado en 2002; aunque seguía presente en todo tipo de construcciones realizadas con anterioridad: desde insonorizaciones de cines, teatros y auditorios hasta los techos de fábricas, cobertizos, y canalizaciones de numerosos edificios. "Es una vergüenza que, a pesar de que sabe que es un producto cancerígeno, hasta dos terceras partes de la humanidad esté todavía sometida al amianto –asevera el doctor Josep Tarrés, neumólogo especialista en patologías derivadas del amianto–.

 A pesar de que es ilegal en 50 países, es alarmante saber que todavía se comercializa en 150, especialmente en naciones en vías de desarrollo", Precisamente ese uso indiscriminado de amianto durante decenios hizo plantear una solución concreta frente un material nocivo para la población. El año pasado el Parlamento Europeo fijó 2028 como fecha límite para eliminar completamente los remanentes de amianto presente en cualquier tipo de infraestructura.

El peligro: la inhalación de amianto El contacto directo con estructuras de amianto no supone por sí mismo un riesgo para la salud, pero la inhalación de fibras presentes en el aire (por ejemplo, a causa del derribo de una estructura donde se usó amianto) o el contacto prolongado con esta sustancia sí puede ser motivo de preocupación. Por ejemplo es el caso de la elevada incidencia de casos de cáncer y fibrosis entre empleados de las fábricas productoras de amianto y entre los manipuladores de estructuras hechas de este material. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, "todos los tipos de amianto causan cáncer de pulmón, mesotelioma, cáncer de laringe y de ovario, y asbestosis (fibrosis de los pulmones)". Largo período de latencia

En su día no se tenía constancia de ello, pero ahora se sabe que el asbesto es muy perjudicial a largo plazo. Esta sustancia puede provocar enfermedades graves, como el cáncer de pulmón o el mesotelioma pleural, una dolencia 100% vinculada a la inhalación de amianto que afecta a la pleura y el peritoneo (una membrana que reviste el interior de la cavidad abdominal y que recubre el intestino y otros órganos del abdomen), cuyos síntomas pueden aparecer pasados 40 años después de la exposición.

 "Es el más agresivo de todos, una vez se desarrolla ya no se puede parar. Los afectados cuentan con un promedio de supervivencia de unos 11 meses", asegura el doctor Tarrés, quien cuenta con el mayor registro de España de esta enfermedad, con unos 220 casos estudiados. Asimismo, la inhalación de amianto puede originar cáncer de pulmón (entre un 8 y un 12% de los casos, según Tarrés, además de fibrosis, ya sea pleural (en forma de placas pleurales) o pulmonar , una afección denominada asbestosis que, como sucede con la mesotelioma, presenta síntomas que se agravan con el paso de los años, aunque cuenta con un período de latencia menor.

En el caso del metro de Barcelona, la empresa pública TMB ha admitido la presencia de crisólito (una variante del amianto) en las pinturas bituminosas contra el ruido que revisten las cajas metálicas de tres series de trenes (3000, 4000 y 2000), así como la existencia de componentes mecánicos y electrónicos, como arandelas aislantes en un conjunto de resistencias y unas juntas en los bajos del tren de las que no se puede asegurar plenamente que estén libres de amianto.

De ahí que los trabajadores hayan solicitado soluciones concretas para la retirada definitiva del amianto de instalaciones y trenes. Preguntamos a Tarrés si hay motivos por los que preocuparse. "Más que alarma, yo hablaría de alerta social –responde el doctor–. Si se ha demostrado que el amianto es cancerígeno y sabemos que podemos evitarlo, ¿por qué no lo hacemos? Sabemos cómo solucionar el problema, sólo nos falta voluntad y recursos", asevera el médico especialista, quien afirma que, en la actualidad "hay muchas estructuras y materiales que contienen amianto que se están deteriorando, provocando que se liberen sus fibras al aire que respiramos todos.

Es aquí donde debemos intervenir". "Si solo existiese amianto en el metro de Barcelona o de Madrid sí que seria aconsejable utilizarlo lo menos posible, pero la realidad es que en una ciudad hay amianto por todas partes. Sin dejar de exigir que solucione este foco de contaminación –apostilla– la crisis del metro nos debe servir para tomar conciencia social de la necesidad de desamiantar el territorio, como se ha hecho y se esta haciendo en otros países".

Sergi Alcalde
National Geographic, España





jueves, 18 de abril de 2019

FALLECE OTRO OPERARIO DE METRO QUE TRABAJO EXPUESTO AL AMIANTO



Fallece otro operario de Metro que trabajó expuesto al amianto

Un ex trabajador de Metro de Madrid de 64 años, que fue compañero de los dos empleados fallecidos con enfermedad profesional reconocida por amianto, ha muerto a causa de un cáncer de pulmón.

El fallecido estaba a la espera de recibir de que la Seguridad Social se pronunciara sobre si había relación con exposición a este material, según han informado fuentes sindicales. Se trata de un trabajador de 64 años que se vio afectado por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometió la empresa en 2014 y que alcanzó a casi 600 trabajadores de la compañía.

 El secretario general de la sección sindical de CCOO Madrid en el suburbano, Juan Carlos de la Cruz, ha detallado que el fallecido fue uno de los que estaba en una lista que Metro remitió a la Seguridad Social para que se encargara de las pruebas médicas sobre posible exposición al amianto, dado que ya no trabajaba en la empresa. Según ha explicado, estaba a la espera de que la Seguridad Social emitiera un informe sobre si su cáncer tenía relación con exposición a asbesto o si por el contrario, se debía a otra causa como pueda ser el haber sido fumador.

 De la Cruz ha indicado que se han presentado dos denuncias por vía judicial para que se determine que otros dos ex empleados se vieron afectados por partículas en suspensión de amianto, algo que la Seguridad Social descartó en primera instancia. Por su parte, el diputado autonómico y candidato de Más Madrid a la Asamblea, Alberto Oliver, ha lamentado este fallecimiento y que "aunque es pronto para determinar con seguridad que el amianto haya sido la causa, todo apunta en es dirección".

 Además, ha indicado en redes sociales que Metro de Madrid está envuelta en juicios, en referencia a la demanda presentada por la familia de uno de los empleados fallecidos a causa del amianto para reclamar 400.000 euros de indemnización. "En vez de acompañar a las familias que se han dejado literalmente la vida en el suburbano, se les lleva a tribunales. Es imperativo tener un Gobierno a la altura humana de sus trabajadores", ha concluido.